lunes

Andres Vaca Page

ANDRÉS VACA PAGE
El Molino de Papel. Pliegos de Poesía.
Estudio introductorio y edición facsímil
Hilario Priego Sánchez-Morate y
José Antonio Silva Herranz.
1997. 83 págs. I.S.B.N. 84-87319-16-5.
(Agotado)




Entre los poetas del grupo fundador de El Molino de Papel, Andrés VACA PAGE es, quizá, el que ha tenido una menor dedicación literaria; absorbido por sus responsabilidades profesionales, no publicó ningún libro, por lo que su producción lírica hay que buscarla casi exclusivamente en las páginas de la revista que él mismo contribuyó a crear. Se trata, por tanto, de una obra poética breve y en la que, obviamente, no encontramos demasiada variedad, pero que presenta, no obstante, evidentes puntos de contacto con algunas de las corrientes más representativas de los años cincuenta, lo que hace de Vaca Page un escritor comprometido con los problemas y preocupaciones del hombre de su tiempo.

El eje sobre el que giran sus versos está constituido por algunas de las inquietudes vitales o existenciales habituales en la poesía de la época (la muerte, el tiempo, la guerra...), aunque sin caer en los excesos a que llegaron estas preocupaciones en muchos de los escritores del momento. En este sentido, algunos de sus poemas desprenden un cierto halo de desesperanza y una no disimulada frustración existencial que, más allá del ámbito puramente individual, pretenden ser el reflejo de la situación vital del hombre de nuestro tiempo. Así, resulta significativa la presencia en sus versos del tema de la muerte, que constituye sin duda una de sus obsesiones fundamentales. Aparece, por ejemplo, en "Meditación", cuyos versos rezuman una melancolía contenida que se desborda expresivamente en la exclamación final ("Qué larga debe ser la triste espera / del pájaro que ve que perecemos / demasiado despacio, Señor mío"); constituye también el trasfondo de "Canción de invierno", donde el escritor nos habla -con visibles ecos machadianos- de las esperanzas de vida para el viejo árbol herido de muerte, esperanzas que, sin embargo, no se cumplen; la muerte es también el centro de "Luego", aunque en este caso la inquietud se atenúa por la pervivencia de otras formas de vida después de la muerte ("Tierra serás tú mismo para el trigo. / Pan con él. Levadura con el tiempo. / [...] / Irás desde la tierra hasta los árboles. / Serás larva, gusano, mariposa"). Etc.
Para Andrés Vaca Page, por tanto, la poesía no tiene sentido si no refleja la realidad en que se encuentran inmersos los seres humanos. Sus versos son, con frecuencia, el testimonio de un hombre que reacciona ante los problemas de sus semejantes. "Depresión", por ejemplo, denuncia la crueldad y la barbarie de la guerra, mientras que "El herido" contiene una lírica meditación en torno al hombre que, entre el fango y las aguas cenagosas, espera la llegada cierta de la muerte. Por su parte, "Tiempo" poetiza en versos hondos y graves una profunda inquietud vital que llega a límites extremos en "Circunstancias", en algunos de cuyos versos se vislumbra con claridad el vacío al que, con frecuencia, se ve abocado el hombre contemporáneo: "Y uno aborrece tanto las manzanas / que se queda tumbado para siempre / sobre las ferrovías o el asfalto / si no ha encontrado un árbol donde ahorcarse"; o, más adelante, en los versos finales: "Yo me descubro en un abismo siempre. / Amo la piedra. Debo despeñarme".
Estas preocupaciones de las que venimos hablando se presentan en ocasiones unidas a inquietudes de tipo social. En "Esaú", Vaca Page denuncia, con un lenguaje intencionadamente frío y técnico, la deshumanización y el mercantilismo del mundo moderno, mientras que en "Carta de Hungría" toma posición, en tono de poética soflama, ante los acontecimientos históricos relacionados con la ocupación de Hungría por el ejército soviético en noviembre de 1956. Por último, en "Se hicieron dos catastros" poetiza con ironía y ternura sobre la reducción de un problema tan grave como el del hambre a una mera cuestión de estadística.
Estos temas de los que venimos hablando no agotan, sin embargo, la veta lírica de Vaca Page. Además de un poema sobre tema conquense ("Del Júcar", particular interpretación de un elemento esencial en el paisaje de la ciudad), de otro dedicado al pintor José Luis del Palacio y de unos versos de aire tradicional ("Guillen, que fue torero", dirigidos en clave personal a Federico Muelas), podemos destacar un poema de amor ("Calladamente"), en el que a las colaciones amorosas del ayer se contrapone melancólicamente la tibia dulzura del recuerdo; otro dedicado a Carlos de la Rica ("El sacerdote", para pedirle que escriba e ilumine con su palabra "a todos nosotros los soberbios, / los de corazón empecinado y ojos iracundos"), y otro sobre el tema de la muerte ("A Ricardo, sacerdote"), aunque en un tono intimista y esperanzado que, por lo tanto, nada tiene que ver con los poemas de los que hablábamos al principio.

El pasado día 21 de mayo de 2011, a los 86 años de edad, falleció Andrés Vaca Page, el único componente que quedaba del Grupo de fundadores de la revista poética “El Molino de Papel”, creada junto a Eduardo de la Rica, Miguel Valdivielso y Amable Cuenca.
Andrés Vaca Page nació en Albalate de las Nogueras en 1924.


POEMAS PUBLICADOS POR 
ANDRÉS VACA PAGE

(Hacer "clic" sobre los títulos para leer los poemas)
*"El Molino de Papel", Nº 1, Feb. 1955: CANCIÓN DE INVIERNO
*"El Molino de Papel", Nº 2, May 1955: LUEGO
*"El Molino de Papel", Nº 3, Ago 1955: DEL CAMINO
*"El Molino de Papel", Nº 5, Feb 1956: CALLADAMENTE
*"El Molino de Papel", Nº 6, May 1956: A RICARDO, SACERDOTE
*"El Molino de Papel", Nº7, Ago 1956: EL SACERDOTE
*"El Molino de Papel", N 8, Nov 1956: MEDITACIÓN
*"El Molino de Papel", Nº 9, Feb 1957: CARTA DE HUNGRÍA
*"El Molino de Papel", Nº 10, May 1957: DEL JUCAR
*"El Molino de Papel", Nº 11, Ago 1957: TIEMPO
*"El Molino de Papel", Nº 12, Nov 1957: JOSE LUIS DEL PALACIO
*"El Molino de Papel", Nº 13, Feb 1958: CIRCUNSTANCIAS
*"El Molino de Papel", Nº 14, May 1958: DETALLE
*"El Molino de Papel", Nº15, Ago 1958: EL HERIDO
*"El Molino de Papel", Nº 16, Nov 1958: GUILLEN, QUE FUE TORERO
*"El Molino de Papel", Nº 17, Feb 1959: ESAÚ
*"El Molino de Papel", Nº 20, Nov 1959: A TÍ, QUE MIRAS CUANDO RASGO EL AIRE ...
*"El Molino de Papel", Nº 23, Ago 1960: DEPRESIÓN
*"El Molino de Papel", Nº 42, May 1965: SE HICIERON DOS CATASTROS

No hay comentarios:

Las entradas mas visitadas en los últimos 30 días