sábado

MAYDA ANTELO

MAYDA ANTELO nació en Albalate de las Nogueras (Cuenca). Desde muy niña sintió una extraordinaria afición por las Bellas Artes, destacándose prioritariamente en poesía, música y pintura.
Ha realizado estudios en diferentes Escuelas y Universidades Interna­cionales.
De natural inquieta y siguiendo la pauta que marcase su sentido vocacional, obtuvo titulaciones me­dias y superiores en Saint Albans City Hospital, en Hornssey y High School de Londres, aparte otras entidades docentes de reconocido prestigio internacional.
Posee un amplio dominio en nume­rosos idiomas.
Su poética es sencilla, concisa y expresiva, y en su obra figuran diferentes motivos, donde priorita­riamente el soneto alcanza su mayor virtud.
Mayda tiene publicados entre otros poemarios los titulados "Aluvión de recuerdos", "La culpa es de la primavera", "Adagio al atardecer", "Sonoro ensueño" y "Sentimental Travelling".



*****************************************

Mayda Antelo: "Estudié en el Instituto, Normal, Facultad de Historia, Francés e Inglés en Valencia, y en Madrid Escuela de Idiomas.
Hice un curso en Grenoble, con Perelló en Barcelona. Fui a un Congreso en Friburgo, y en Londres Profesora. Bibliotecaria, Danzoterapia, piano y verso entre horas.
"Rimero de Haikús" es mi noveno libro -hay un décimo en imprenta-, lo ofrezco a mis amigos y críticos con modestia.
Yo dije en un verso: "entre los libros vivo la incomprendida oda y en ellos mi beleño fue la razón pensante".

PRÓLOGO

"Cada verso está destinado a salvar la existencia de una persona, porque con él cambiará la vida" (Joan PERUCHO)

Estoy convencido de que cada verso es una esencia de la vida personal de cada poeta, y por lo tanto, según sea su vida interior, así será su poesía.
Es sabido que las grandes esencias se guardan en frascos pequeños.
Mayda Antelo, una frágil figura de mujer, toda fe­minidad por esencia, nos regala una poesía sincera, he­cha con jirones de su vida, con los que se ha confeccio­nado una vela para adentrarse en los misterios del mar.
¡El mar! Como castellano que soy (compartimos tie­rra y provincia) entiendo esa pasión suya tan arraiga­da, que casi le ha convertido en gaviota:

"La gaviota sin dudar,
mi hermana,
mi mascota, me va mostrando en su vuelo
por la infinitud del cielo
los caminos de la mar".
Vuelo, cielo y mar son las claves para saborear este verso. Más adelante la llama amiga:
"Mi amiga la gaviota,
ave marina, remota,
plena de sabio volar
dialoga con su reflejo
en el espejo del mar."

Impresiona constatar ese espíritu aventurero de May­da, que aparenta fragilidad, y que debería ser patrón y no marinero, como pide tras estos versos apasionados:

Lo que importa es navegar,
marino o marinero:
eso, eso es lo que quiero:
en el mar, siempre en el mar.
El mar, para un castellano -lo sé por experiencia- re­presenta la culminación de la aventura, lo misterioso, lo infinito y apasionado. A él acude con frecuencia pa­ra recordar, para amar, para fundirse con su soledad:

Milagro es que el mar aleteando
me traiga del amado el mensaje
y ambos con rumbo
hacia el postrero viaje,
coincidamos unidos navegando
con la esperanza asida,
abrazada,
fundido nuestro sueño en la mañana

Le gusta tanto el mar, y es tan femenina esta mujer, que quiere que el mar sea masculino a toda costa:

Si respirando su aliento
esclava soy de su ley,
si me extasío en sus playas
y me anego de su sed...
Si amo sus besos de brea
que tiñen de oro mi piel,
si su yodo es masculino
como barco y timonel...
Será varón siempre el mar...

La Poesía de Mayda Antelo tiene un ritmo de ola (he leído 4 libros suyos) y rima de caracola. Me con­fiesa que no puede escribir poesía libre porque no sabe. Porque cuando se pone a escribir, el ritmo y la rima acuden raudos en su auxilio, y claro está, ella no puede despreciarlos sin más.
Y qué duda cabe que una poesía así es mucho más bonita y con mucho más valor que si estuviera libre, muchas veces porque el autor no se ha interesado por rimar un verso en su vida.
Por eso mismo, los sonetos son para Mayda algo tan natural y espontáneo, compuestos sin artificialidad y exentos de cualquier remoto ripio.
Se que este nuevo libro suyo nos va a gustar a todos, especialmente a mí, que ya soy un adicto a su poesía. En Rimero de Haikús, poemas breves de ori­gen oriental, Mayda sintetiza de su ego personal sen­sualidad con atisbos de filosofía y romanticismo. La clave es leerlo con amor y meditar.

Mariano Peña
Presidente Poesía del Mediterráneo


*************************************************************

ALBA



MATOJOS PERFUMADOS
recubren las laderas

de los montes alzados;
Almendros moribundos
anuncian primavera
con ruborosos pétalos;
el zumbido de abejas
laboran el nenúfar
de su dulzor dorado
y el susurro del agua
del río en el quebrado
sin duda nos encierra...

Quedar aquí quisiera,
hundida en estas hoces:
la mirada en lo alto
de un cielo sostenido
por altivos peñascos
Sumergida en el aire
del efluvio silvestre
arropada en las voces
del inquieto regato,
el insecto vibrante
de alguna graja en celo:
Morir aquí, soñando ...

**********************************************

SUSURROS DE AMOR


SI ERES, desconocido, invidente
o estás sujeto a una silla de ruedas,
si drogadicto, marginado o huérfano,

sé que me necesitas y me esperas.

Si te dejó la novia, o carente
de familia y amigos, tú te encuentras,
si tienes un problema que te vence
sé que me necesitas y me esperas.

Si algún ser muy querido se ha marchado
y abatido te encuentras por la pena,
si te surgen tropiezos a diario,
sé que me necesitas y me esperas.

Si una enfermedad te amenazase
si el dolor te atenaza y te mengua,
o simplemente resientes estar solo,
sé que me necesitas y me esperas.

Yo quiero hablar contigo, alzar tu ánimo,
distraer tu dolor, darte consuelo,
aliviarte con cálido denuedo
y ofrecerte mi fraternal amparo.

Puedo brindarte libros de tu gusto,
pasear contigo, hacerte compañía,
ir al concierto, al parque escucharte...
o leer de tu autor la poesía.

No te rindas, amigo, si me llamas
alegre ha de acogerte mi sonrisa.


*******************************************

ARCO IRIS



Cada vez que os dejo, amigos míos
Una sombra planea por mi mente...
Inútil es saber que aquí estaremos
De nuevo unidos, tras un breve tiempo,
Ausentes del dolor disminuyente,
Oteando al revés, el horizonte,
Soñando vemos con los trajes nuevos...

A vosotros os pido, compañeros,
Moderéis los amables apetitos,
Impidáis que los achaques venzan,
Gocéis del ocio en júbilo bendito,
Ordenéis vuestros pasos y deseos:
Sobrevivid, quiero volver a veros.



Nota: En estos versos utiliza la figura literaria del "acróstico", en la cual las iniciales de los versos, leídas verticalmente, componen un frase o palabra, " CUIDAOS AMIGOS"

*************************************************************

POEMAS DEDICADOS A SU FAMILIA

MIS ABUELOS



LUIS ESCUDERO LANGREO
trabajador y señero
terrateniente de pro,
fué serio, cabal, austero:
los cincuenta no cumplió

LORENZA HERRAIZ Y VERGAZ
una historia silenciosa
tímido azul el mirar,
madre amante y hacendosa
siguió a su esposo, sin más,
en vida y al más allá.

SANTIAGO ANTELO MERCHANTE
Rico, noble y abogado
gozó vida apasionante
de dispendio y de capricho,
palco en el Real, litera
palacio en Pareja y Cuenca.
Fue a los treinta fallecido.


PILAR DE CAVIA Y LAC (*)
Tenaz tradicionalista
laureada poetisa;
en su viudez recluida,
casó con seminarista
que alivió su soledad.

Sólo a ésta he conocido,
con ella identificada;
en soledad no buscada
son mi meta ambicionada
música, versos y libros.

(*)Ver apartado Pilar de Cavia

En el primer aniversario de la muerte de su hermano Rafael Mª Escudero Antelo, y en la esquela necrológica aparecida en ABC el día 8 de junio de 1959, escribía:

Cesó en la primavera su latido.
Tras la noche, por la abierta ventana,
bañó con su luz verde la mañana
el gran salón y su cuerpo rendido.
Un triste amanecer de agua y olvido
como dosel de su yacente drama ...
y el espejo tornaba con desgana
el cuerpo de mi hermano, sin sentido.

Al huir cada hora me aplastaba,
el dolor se amargaba por mi vena,
ya su boca muda en la despedida
pretendía la tumba que añoraba.
Pasó un año en el reloj de arena.
Descansa en paz, tu hermana no te olvida.

*********************************************************

ALBALATE DE LAS NOGUERAS, EN SUS POEMAS


ANCLADOS LOS ALMENDROS en mi Hoz del asombro
el río congregando el silbo de culebras
se oye el canto que hinca alas en ramas secas
de grajas que en la noche continúan graznando
por la oquedad de peñas y días sin retorno.

Sobre mi piel sus besos fueron huellas de llama
la llama que no cesa, de amor que nos reclama
que pervive encendido posterior al ocaso
renaciendo de olvido: inasequible karma
alma que abraza el fuego de brasa que traspasa.

********************************************

ALBALATE, su piel parda esparcida
cucurucho de mies para acarreo,
un temblor de abejorro en zunzuneo
horadando la siesta resumida.

El aire no se anula en sol suicida,
sino que es su templanza, suave oreo,
susurro, voz, gemido y aleteo con
plenitud de la sazón cumplida.

Qué balancín sonoro en el desvelo;
oro en las cuestas, oro requemado,
¡Qué mía fue su aspiración de vuelo!

por águila señera, reposado,
posado en un alcor próximo al cielo,
por la vega y el río va abrazado.


***********************************

DE MI HOZ a un peñasco me he subido
del roquedal agreste de espesura,
he quedado anhelante en la altura
vislumbrando el peligro presentido
y hasta mí tu recuerdo ha venido
para dar más pasión a mi tortura.

El viento que modula tu sonido
con arrobo exaltado de quimera
va transiendo mi peplo como cera
descubriendo mi cuerpo estremecido.

La cascada que oculta su afán grita,
despierta su atracción con su bramido,
mostrando en el torrente su latido
y es gigante vital que a sí me invita.
Pero aún más mi oído necesita
mi nombre con tu acento enronquecido.

Lo ignoto en el abismo hace suyo,
embrujo de misterio oscuro y pleno
brindando su regazo presentido
al cruel reclamo de su nada huyo...
Mas si esa muerte fuera aliento tuyo
ciega de amor me hundiera yo en su seno.

*********************************************

EN MIS HOCES dejadme en duermevela
entre piedra y música del viento.
Quiero quedar en soledad de estepa
envejecida, como está mi almendro;
al arrullo del río y las abejas,
horizontes marinos en el sueño.

Envidiadme, pues creo que la vida
es madre fiel y confiar es bueno,
aunque la Parca siempre nos espera
y sepamos a nuestro amante, lejos.

Cuánto color gozamos en la tierra,
cuan bella la esperanza de un cielo
y qué buenaventura y embeleso
surge del agua, de la madreselva,
del tomillo, la sielva, el cantueso
y el fértil humus de las hojas muertas.

Qué vida en el sembrado y el barbecho,
cuánto dulzor en Valdelazarzuela
encerrado en sus uvas y cerezos;
aunque hay dolor en la herida abierta
siempre queda la miel de los recuerdos.
******************************************

"MI HOZ"
Era ayer una senda solitaria,
caminito romántico querido
serpenteando paralelo al río
entre espliego y moras de la zarza.

De aromáticas sielvas aspiraba
su tónico efluvio resumido,
del arroyo el rumor de su vagido
mis sentidos, muelle acariciaba.

Hoy no hay senda, sólo árido cemento
en calzada que sepultó las moras
y arruinó mis floridos almendros.

La paz huyó del Nido en que sonora
la voz se alzaba en amorosos versos:
al encanto sustituyó la prosa.


************************************

DETRÁS DEL VENTANAL de la Casona
veo pasar la gente que a la Iglesia
con prisa, con unción se adentra en ella ...
y esperando un amigo quedo sola.

Yo frente a la pantalla oigo la Misa,
acabada, la gente se desbanda
en charloteo y sonora parla;
nadie llama a mi puerta compasiva.

Sigo soñando, con dolidas piernas,
que alguien se acerque a darme su sonrisa
y es vana la ilusión que desespera.

Sé tú rayo de sol para mi niebla,
mano que arranque toda melodía
del arpa de mi alma que te espera.

No hay comentarios:

Las entradas mas visitadas en los últimos 30 días